miércoles, 15 de febrero de 2017

NOS EMOCIONAMOS JUNTO AL MONSTRUO DE COLORES

@una_mochila_  
@AloGemuki

A lo largo del curso hemos tenido como hilo conductor en muchas actividades al monstruo de colores facilitando y acompañándonos en el manejo de cada una de las emociones, y mostrándonos su ayuda a la hora de reconocer y manejar nuestras relaciones en el día a día en la clase para que poco a poco vayamos interiorizando cada una de ellas y ganemos en autocontrol - emocional. 

Cada imagen en blanco y negro del monstruo de colores, en grande, la hemos decorado con una técnica diferente, el monstruo liado con lanas de colores, el miedo con papel de seda negro, la calma con papel celofán verde, el enfado con papel charol brillante rojo, la tristeza con tempera azul, la alegría con plastilina amarilla y el amor con ceras blandas rosas.


Las actividades que realizamos con el monstruo LIADO fue recortar y clasificar los trozos de colores de lana en cada bote, fuimos nombrando cada una de las emociones y empezamos a hablar de manera espontánea de anécdotas. Luego en cada bote decoramos una pegatina dónde escribimos el nombre de la emoción. 




Continuamos con el MIEDO, aprovechando que en ese momento estábamos trabajando un proyecto sobre el miedo.


Además de decorar nuestro monstruo, hicimos una entrevista a nuestra familia para ver que cosas les daban miedo. De esta forma, les hicimos ver que todos en algún momento podemos sentir miedo y que hay que buscar la manera de superarlo.

   
           
El tema del ENFADO, fue una emoción que trabajamos con más profundidad ya que no solo nos centramos en reconocer cuales son los motivos por los que nos enfadamos sino también en ver como expresamos dicha emoción. Además nos sirvió para trabajar el autocontrol y la resolución de problemas.
Hicimos un dibujo de las cosas que nos enfadan y luego entre todos elaboramos un cartel donde aparecen los pasos para la resolución de problemas que hemos colocado en la puerta de clase y al que se dirigen cuando alguno se enfada o está molesto con un amigo.



La siguiente emoción que trabajamos fue la CALMA. A través de distintas actividades hicimos ver a los niños que es muy importante y necesaria. Realizamos unos botes de la calma que incorporamos al rincón de las emociones. 


Otra actividad muy bonita que realizamos fue pedir a cada niño un objeto personal que a ellos les diese calma (osito de peluche, pedacito de tela, bolitas, ...)


También hicimos un vídeo donde los niños nos contaban aquellas cosas que les hacían sentirse tranquilos.



El tema de la ALEGRÍA les gustó mucho, para ellos es la emoción que les sale de manera más espontánea y donde reconocen más fácilmente las situaciones que les lleva a ella. Hicimos varias actividades, hicimos nuestro libro de los momentos felices, donde cada niño dibujó lo que le hacía más feliz. 

También elaboramos el bote de la alegría, un bote que llenamos de caritas sonrientes.


Por último hicimos el bote de los buenos momentos, donde cada niño dibujó aquello que le había gustado más del curso, este bote lo guardamos y este año lo sacaremos para recordar esos buenos momentos del año pasado.


La TRISTEZA la trabajamos a través de varios cuentos. Luego cada uno en una hojita azul dibujo aquella situación que le hace sentir tristeza. Con todos esos dibujos hicimos un vídeo muy, muy triste. 


Por último, trabajamos el AMOR, fue una emoción muy tierna donde cada uno contó a sus amigos quienes eran sus personas más queridas y por qué las quería tanto.

Para terminar queremos concluir destacando que las emociones están muy presentes en nuestro aula por que nos ayudan a regular nuestra conducta y a tener un clima que favorece una convivencia optima. Destacar la importancia de proporcionar las herramientas que necesitan para relacionarse en el día a día y fomentar un adecuado desarrollo afectivo constituye un objetivo de gran importancia en la promoción del bienestar en la infancia.